La historia de

Di Pasquale comenzó en 1937